Cómo cuidar el agua

Cómo cuidar el agua, desde pequeños hemos aprendido que el agua es vida. El agua es un recurso natural invaluable, totalmente necesario para el mantenimiento de la vida de los seres que habitamos este planeta.

Aproximadamente el  97% del volumen de agua que existe en la tierra es agua salada, contenida en el  mar; mientras que algo menos del 3% es agua dulce o de baja salinidad. De la cantidad mencionada el  75% aproximadamente se concentra entre los casquetes polares, las nieves eternas y los  glaciares; el 21% se encuentra en el en el subsuelo, y el resto se ubica en los lagos y ríos.

Cómo cuidar el agua

Cómo cuidar el agua

El agua dulce que se encuentra en el subsuelo es mayor que la existente en la superficie; pero esta solo se aprovecha en poca cantidad debido limitaciones físicas, políticas y económicas. Gran parte del agua dulce aprovechable transita y se almacena en los primeros 1,000 m a partir de la superficie del terreno, donde se alojan los acuíferos de mayor permeabilidad, con un renovación más activa, económicamente más accesibles, con agua de buena calidad para el consumo humano y otros usos.

Importancia del agua para la vida

La vida en nuestro planeta Tierra siempre ha dependido del agua. Más del 80% del cuerpo de la mayoría de los seres vivos del planeta está constituido por agua, este elemento, además, se relaciona de forma directa en la mayor parte de los procesos metabólicos de los seres vivos. Desempeña, de forma especial, un importante papel en la fotosíntesis de las plantas y, además, es el de hábitat a una gran parte de los organismos.

Es un deber de todos cuidar nuestros recursos hidrológicos, así como crear la conciencia de que el agua es uno de los recursos más preciados de la naturaleza, por el papel que desempeña en la vida de todos los seres vivos.

El ciclo del agua

El ciclo del agua es de forma continua, no tiene un principio o un fin que pueda ser determinado de forma fácil precisamente por encontrarse en constante generación. El ciclo del agua es complejo, aun cuando es de forma lineal, cada una de las etapas pudiera resultar en diferentes resultados.

El agua, uno de los elementos naturales que se encuentra en mayor cantidad en el planeta, está presente en tres estados diferentes a saber: sólido, representado en las masas de hielo; líquido, el agua que fluye el mares, lagos, ríos; estado gaseoso, el agua evaporándose, en forma de gas, por efecto del calor.

El ciclo comenzaría en el punto cuando se hacen presente en la atmósfera terrestre, las nubes o el vapor de agua ( el agua en su estado gaseoso). El vapor de agua proviene de la evaporación de los oceános y de otros espacios acuosos. Luego este vapor se condensa en forma de nubes.

Como estas formaciones de nube o gases normalmente se encuentran a temperaturas muy bajas, se convierten en nubes pesadas y más densas que comienzan a provocar las lluvias, o la nieve. Este período se conoce entonces como precipitación, tanto el agua como la nieve se infiltran en el suelo generando almacenes de agua subterránea. Una  importante cantidad de agua se escurre hacia manantiales, ríos y mares y océanos, comenzando el ciclo de forma indefinida.

La escasez del agua

Los manantiales, las cuencas, cañadas y muchas de las fuentes de agua se encuentran en un proceso acelerado de extinción. Los cambios climáticos ocasionan a su vez cambios en los suelos, inundaciones, sequías y desertización.

La acción de la mano humana es la más drástica: ejerce una deforestación descomunal, descarta los conocimientos tradicionales sobre todo de las comunidades indígenas locales, desvía y desperdicia el agua de los ríos de varias formas (obras de ingeniería, represas).

En el ámbito politico internacional el tema de la escasez del agua ha sido tal, que ha llegado a ser un punto importante de los acuerdos de paz entre Israel y sus países vecinos, por ejemplo. Este aspecto no se limita al Medio Oriente, el compartir ríos es un asunto de índole de seguridad nacional, precisamente por la importancia del agua para el desarrollo (cerca del 40% de los habitantes del planeta viven en países que comparten más de 200 cuencas de ríos).

La escasez del agua cierne una amenaza latente sobre aspectos fundamentales de la vida humana: la producción de alimentos, la salud y la estabilidad política y social. Esto sin llegar a considerar el aspecto ecológico y la biodiversidad del planeta.

Es por esto que, la gestión del manejo del recurso debe tender a evitar situaciones conflictivas originadas por la escasez, la sobreexplotación y la contaminación, mediante la implementación de medidas preventivas que procuren un uso racional y de conservación de tan valioso elemento.

La calidad del agua es fundamental para el alimento, la energía y la productividad. El manejo racional de este recurso es importante para la estrategia del desarrollo sustentable, entendiéndose éste como una gestión integral que busca el equilibrio entre crecimiento económico y la sustentabilidad ambiental a través de un mecanismo regulador que apunte hacia la participación social efectiva.

Cómo cuidar el agua hoy en día

Existen varias medidas que pueden contribuir al ahorro y mejor utilización del agua, y lo mejor es que lo podemos hacer cada uno de nosotros desde nuestros hogares o en nuestros diferentes ámbitos de acción diaria.

Colaboramos ahorrando el agua que utilizamos adoptando hábitos muy sencillos:

Utilizando baldes con agua para lavar el auto en vez de utilizar la manguera en la que el agua suele desperdiciarse en ingentes cantidades.

Reparando las fugas de agua en las tuberías

Ducharse en lugar de darse largos baños de inmersión

Utilizar el lavarropas, utilizando la carga máxima para disminuir el número de lavados.

Al lavar los platos o algunos alimentos, se puede llenar el lavaplatos o bacha y hacer un lavado general y luego un enjuagado. De esa manera ahorramos agua ya que esta no correría libremente.

Si todas las personas tenemos un consumo responsable del agua, contribuiremos de gran manera a su cuidado

Video Cómo cuidar el agua

Leave a Reply

Ir a la barra de herramientas