Cómo hacer pan en casa: receta poco a poco

Cómo Hacer Pan en Casa, Aprende cómo hacer pan casero poco a poco sin que se queme, se hunda, se agüe o seque. Te enseñamos lo fácil que es.

Este artículo es un manifiesto propan, un alimento generoso pero estigmatizado, al que ha con frecuencia se le acusa de ser un agente criminal capaz de aumentar nuestro cuerpo con exceso de carbohidratos.

A decir verdad, el abuso lo cometemos nosotros cuando no conocemos la manera correcta de comerlo, ni con qué comerlo, ni en qué cantidad. Sea blanco o integral, 90 gramos de pan aportan unas 250 de las más de 1500 calorías que requieres como combustible energético diario para que tu cerebro funcione y tus músculos se muevan. De hecho, si consumes la cantidad adecuada de hidratos de carbono a través del pan, tu organismo guardará proteínas para mantenerse saludable.

Así que, si en algún momento has culpado injustamente de algo a este nutritivo alimento, aprende cómo hacer pan casero te resolverá de cualquier cosa que hayas hablado en el pasado y, por si fuera poco, te hará obtener los inexplicables placeres adicionales de disfrutar el olor del horneado en tu cocina o sencillamente el orgullo de realizar tu propio pan artesanal libre de conservantes y aditivos químicos.

Cómo hacer pan en casa

Para conocer cómo hacer pan casero no necesitas más que cuatro ingredientes precisos, por demás económicos, que constituyen la despensa de cualquier casa: harina, agua, sal y levadura, más adoptar a tu propio estilo de cocinar esta fácil receta que podrás ir mejorando a medida que la pongas en práctica. Si no te sale bien a la primera, no te desanimes, la paciencia y la practica hacen la maestría.

Ingredientes para realizar pan en tu hogar

  • 400 grs de harina de fuerza*
  • 15 grs de levadura fresca**
  • 350 grs de agua tibia
  • 15 grs de sal

*Existen dos tipos de harina de trigo, la de fuerza, alta en gluten y por ello ideal para masa de pan, y la floja, pobre de gluten e ideal para repostería.

**La levadura seca, conocida también levadura de panadero, existe en presentación granulada, por lo tanto, que la levadura fresca la reconocerás como pequeños cubos generalmente congelados.

Paso a paso: cómo hacer pan en casa

  • Mezcla

Desmenuzando con ayuda de los manos, vierte la levadura sobre el agua y déjala descansar por unos 10 minutos. Mientras tanto, coloca en una taza la harina y riega sobre ella la sal.

Abre un hueco en el centro de la harina y paso a paso vierte sobre ella la mescla de agua y levadura. Combina todo en sentido circular con ayuda de tus manos, hasta compactar los ingredientes y obtener que la mezcla se despegue de las paredes de la taza. Gradúa la dureza que va tomando la masa, agregando solo un toque de harina si está muy mojada o solo un poco de agua si está muy seca. El punto perfecto será ese que tendrás cuando la masa tenga una textura blanda que no se quede pegada a tus manos.

  • Amasa

Prepara un área plana y lisa con harina esparcida. Estira allí tu masa usando una mano que la tenga con firmeza, al mismo tiempo que la otra la estira hacia un lado. Estírala de esa forma y enseguida dóblala sobre ella misma, de tal manera que quede como una bola sobre el que puedas repetir la misma operación. Estira, dobla, estira, dobla… alegra la tarea cantando tu música favorita porque esto debes hacerlo sistemáticamente durante unos 15 minutos. Teniendo como resultado una masa compacta y suave.

  • Fermenta

Convierte tu masa y haz de ella una bola uniforme que incluirás nuevamente sobre la taza, esta vez lavado, bien seco, y bañado con aceite de oliva. Tapa con papel film transparente y aceitado, apretándolo sobre la boca de la taza. Deja descansar en un sitio tibio durante una hora y espera a que en este momento la magia de la levadura trabaje haciendo crecer la masa el doble de su tamaño. Chequea que el proceso es suficiente, apretando el área de la bola con tu dedo índice. La masa se hundirá y volverá a su estado original poco a poco.

Realizado esto, empieza una segunda vuelta de amasado y fermentado. En esta vez, amasa presionando suavemente la bola con la palma de la mano en sentido circular y doblando los bordes hacia el adentro. Voltea y repite. Ahora amolda tu masa dándole forma de pelota y ponla a fermentar durante 55 minutos más, esta vez ya sobre la bandeja de horneado puesta en un lugar caliente. Tapa con un paño limpio.

  • Hornea

Cómo hacer pan casero, sabroso y crujiente

Coloca en la base del horno una nueva taza con el contenido de una taza de agua y calienta el horno a 250°C. Antes de meter la taza donde descansa la masa, perfora una o varias veces poco profundas sobre su superficie. Inserta en el horno y enseguida atomiza el interior con un poco de agua. transcurridos los primeros 20 minutos de cocción extrae la bandeja con agua de la base del horno, enfría la temperatura a 200°C y deja cocinar por 10 minutos más. pasado este tiempo, toca la superficie del pan con los nudillos y prueba que suene hueco. ¡Ya está listo para comer!

Deja enfriar sobre una taza durante 2 horas o incluso hasta el día siguiente.

Errores frecuentes de panaderos nuevos cuando están aprendiendo cómo hacer pan casero

  • “Mi masa nunca levantó” – revisa que la levadura no esté mala y ten en cuenta que la levadura fresca se daña muy rápido. Si el problema no es el vencimiento de la levadura, puede que la hayas dañado si usaste agua muy caliente para activarla. También es importante que en los momentos de descanso-levado la masa no permanezca en un lugar muy frío.
  • “Mi pan es una esponja” – quizás te alegraste viéndolo crecer en fermentación y lo dejaste crecer demasiado.
  • “Mi pan quedó aguado” – tal vez amasaste mucho. La mitad del secreto de la estimulación de la masa está en nuestro amasado y la otra mitad en la acción invisible que ella hace por sí sola.

Articulos relacionados

como hacer pan casero

Como hacer pan frito

Como hacer pan sin horno

Como hacer pan sin harina

 Video Cómo hacer pan en casa

Leave a Reply

Ir a la barra de herramientas