Cómo impedir una boda

Cómo impedir una boda, puede que en algún momento de tu vida hayas tenido este pensamiento,

ya sea en forma de broma, de venganza o una fantasía que quisieras (o no) hacer realidad.

Muchas son las películas que versan sobre este tema, por lo general son del género de comedia.

Situaciones plagadas de comicidad que pueden llevar al espectador a plantearse si le gustaría hacer,

o que le hicieran, algo como impedir su boda.

Y es que muchas chicas y hasta chicos llegan a sentir verdadero terror al pensar que en cuanto el juez

o el sacerdote, rabino, pastor o quien oficie la ceremonia, pronuncie la temida frase: “Si hay

alguien que se oponga, hable ahora o calle para siempre…”, realmente se interrumpa la ceremonia

porque a alguien se le ha ocurrido  impedir la boda por los motivos que sean.

Cómo impedir una boda

Volviendo al caso de la ficción, se cuentan películas que en su momento fueron muy populares y hoy en día siguen siendo del gusto del público, como:

La Boda de mi mejor amigo, My best friend’s wedding, de 1997, la cual es una comedia romántica dirigida por P.J. Hogan y protagonizada por Julia Roberts, Cameron Diaz, Dermot Mulroney, Rupert Everett  y Rachel Griffiths.

¿Cómo impedir una boda?

La película, fue un rotundo éxito comercial y de los críticos de cine

La historia cuenta las aventuras de  Julianne Potter (Julia Roberts) de 27 años, quien trabaja

como una crítica de restaurantes que se encuentra con un amigo de toda la vida llamado

Michael O’Neal (Dermot Mulroney), este le comenta que está pronto a contraer matrimonio

con Kimberly Wallace (Cameron Díaz). Ese será el detonante para que Julianne descubra

que ha estado enamorada perdidamente de él, y junto a su mejor amigo George (Rupert Everett),

decide evitar la realización de la boda a costa de lo que sea.

No todos los impedimentos para una boda vienen desde una mente femenina, en

Quiero robarme a la Novia, Made of Honor,  de 2008, es un chico quien planifica y

ejecuta tan arriesgada acción.

 

Tom, adulto soltero, con buen trabajo, guapo y mujeriego (otro neoyorquino, como

lo es Julianne en el clásico anterior, mera casualidad) detesta por completo el compromiso.

Su cable a tierra es Hannah, su mejor amiga desde la época del colegio. Pero, al darle

ella la noticia de su compromiso y viaja a Escocia por unas semanas él descubre que la

extraña no como amiga, sino como pareja.

Hannah vuelve, pero con un flamante prometido escocés y con la fija idea de pedirle a Tom

que sea su dama de honor en la boda. A partir de  ese momento Tom en compañía de unos

amigos un tanto peculiares elabora todo un plan con la finalidad impidiendo-una-bodade que Hannah lo vea con

otros ojos pero ella ni lo nota. Tom y Hannah viajan a Escocia para la boda de ella con Colin,

su prometido. Luego, suceden una serie de eventos que les cambia la vida.

Pero si eres de los que trata de sabotear tu propia felicidad, puedes conseguir una fuente de

inspiración en Novia Fugitiva, Runaway Bride, de 1999. Protagonizada por  Julia Roberts

(como ven, una actriz muy cotizada en la década de los 90´s) y Richard Gere.

Ike Graham (Richard Gere) es periodista de un diario de Nueva York (otra vez) a quien se le

presenta un dilema: tiene una hora para entregar un artículo, complacer a su jefa, quien

además, es su ex mujer, y tiene el tiempo en contra. Ike se entera sobre el caso de una chica

de una zona rural de Maryland.

Maggie, la chica, es conocida entre los lugareños por dejar plantados al pie del altar, a todos sus pretendientes. Ike, acude a investigar el curioso caso de esta joven especialista en escaparse de sus intentos de boda.

A Maggie le encantan los compromisos matrimoniales, pero le causa un terror desmesurado el matrimonio, la convivencia y todo lo concerniente. Nadie puede apostar a la clase de problemas que surgirán cuando este par logre finalmente conocerse.

Vemos que el tema trae tela y mucho material para telenovelas, películas, series, obras de teatro y más, y esto

¿por qué impedir una boda?

porque la vida es así, todo un drama. Algunos lo ven desde el lado positivo, bromista y de la experiencia;

 

otro desde el punto de vida agorero, negativo; están aquellos otros que lo viven en tercera persona como una anécdota que contar por años y años y en cuanta ocasión precisen.

La vida en pareja no es cosa fácil, de eso han escrito los expertos durante décadas. Es que, como dicen, la familia es la base de la sociedad; por lo que los líos del amor son ilimitados e inesperados en ocasiones. Unir la vida con otra persona ya es un acto de fe, por lo que para declarar la unión, ambos deben conocerse y saber cuáles son las características que los unen, sus puntos en común y hasta aquellas ideas en las que discrepan.

Es conveniente que las familias se conozcan, apuntar siempre a la honestidad y a la sinceridad de ambos. Si estas cualidades no existen, ya se va haciendo un poco cuesta arriba la realización de una vida mancomunada.

Y ¿dónde dejamos el tema de los secretos?,

ah! estos pueden acabar con la relación en un momento, aunque si estos se ocultan y luego salen a la luz con intención deliberada, pues ni modo, allí no se quería una boda, por el contrario se intuye que el deseo es alejar esta lo más posible.

Así que existen diversas maneras de impedir una boda, desde esas tipo película hollywoodense, hasta los casos más disímiles, insólitos e increíbles de la vida real.

Hay un viejo dicho que reza que la realidad supera a veces la ficción, y es la total verdad. Cuantas veces no has escuchado que a algún amigo de un amigo le impidieron la boda o cuantas veces una amiga te habrá comentado esas ganas locas de impedir una boda. Y a ti,

¿se te ha ocurrido impedir una boda?

Leave a Reply

Ir a la barra de herramientas