Como jugar domino

Como jugar domino, El dominó es un juego de mesa muy popular en reuniones de amigos y familiares. Este juego, muy conocido en distintas partes del mundo, divierte a grandes y chicos, mujeres y hombres, pues aprender a jugarlo es muy fácil, aunque convertirse en un buen jugador depende, en gran medida, de la inteligencia y astucia.

En la actualidad existen muchas modalidades de este juego. En Venezuela, por ejemplo, juegan la modalidad más popular, que consiste en que cuatro jugadores tomen 7 cartas cada uno (el dominó está compuesto por 28 cartas que van desde el doble blanco hasta el doble seis, combinándose la cantidad de “pintas” unas con otras,

lo que forma cartas como el dos y uno, el cuatro y cinco, etc.) sin dejar que los otros jugadores vean cuáles son las cartas que posee e inicia el juego quien tenga el par más alto, en este caso el doble seis, también conocido como doble Sena.

Como jugar domino

Como jugar domino

Cuando un jugador inicia el juego, el resto de jugadores debe ir igualando la “pinta” que está sobre la mesa, en sentido contrario a las agujas del reloj. El juego inicia con la doble Sena e inmediatamente el siguiente jugador debe colocar una carta que contenga algún seis. Supongamos que el jugador colocó un seis y cinco,

pues las caras que quedan descubiertas son el seis de la doble cena que aún tiene una cara descubierta y el 5 que continúa abriendo el juego para el resto de participantes. De esa manera van encarando cada una de las pintas que vayan quedando descubiertas o que vayan abriendo el juego.

¡Paso y gano!

Es muy común escuchar el ¡paso y gano! mientras se juega dominó, y es que en algún momento alguno de los jugadores podría no tener la carta con las pintas que necesita y debe darle paso al siguiente participante, esperando nuevamente su turno para jugar.

El Dominó es parte inteligencia y parte astucia,  pues la frase paso y gano se dice para hacerles creer o asegurarles (en caso de que se esté muy confiado) a los demás jugadores que a pesar de que se ha quedado con una carta más que el resto, por haber pasado, igual les va a ganar la partida.

Y es aquí donde entra en juego la inteligencia, ya que a medida que el partido avanza, cada participante puede ir haciendo cuentas para tratar de determinar que cartas posee cada uno de los jugadores. Esto se hace viendo el ritmo de juego de cada uno, viendo hacia que números o “pintas” se inclina más cierto jugador, incluso atinándole a la suerte una que otra vez.

Es difícil conocer con certeza qué carta tiene cada participante, pero prestando un poco de atención puede bastar para darte una buena idea.

Cuando juegan cuatro personas, por lo general se juega en pareja y en forma de cruz, es decir, un jugador es pareja del compañero que tiene en frente. Cuando se juega de esta manera, un jugador trata de hacerle el juego a su compañero, ayudándolo a que se “despinte” (quedarse con menor cantidad de cartas con números altos” o, en caso de tener muy buen juego, jugar para el mismo, esperando que sea su compañero quien le juegue a su favor.

Otra de las modalidades de juego, cuando son cuatro los participantes, es jugar todos contra todos.  Por lo general, el juego termina al llegar a cierta cantidad de puntos; puntos que salen de la cantidad de “pintas” que quedan al momento de terminar el juego.

¡Está cerrado!

Para quienes aún no son muy expertos en el arte de jugar dominó, puede tomarlos por sorpresa un cierre repentino. El cierre se da cuando nadie tiene la carta para igualar el número o “pinta” que viene a continuación, dando por terminada esa partida. Cuando ocurre el cierre todos los jugadores deben voltear sus cartas restantes y gana la partida quien tenga la menor cantidad de pintas, al sumar todas sus cartas.

Con los cierres se llega más rápido a la sumatoria total que te permite ganar el  juego, por ello, una de las mejores estrategias es cerrar el juego cuando cuentas con un número bajo de “pintas”. Mientras más juegues, más irás conociendo cuándo es el mejor momento para cerrar o trancar una partida de dominó.

También existen otras modalidades de juego como la partida donde todos los participantes deben jugar con sus cartas al descubierto, lo que hace el juego más complicado aún y podría compararse con una partida de ajedrez, pues requiere de gran astucia e inteligencia para hacer cada una de las movidas.

jugando-domino

Al tener las cartas descubiertas hay que analizar muy bien cuál podría ser la jugada del contrario para ir armando el partido que podría darte la victoria.

Es muy común ver sólo a hombres jugar dominó, sin embargo, no es un juego exclusivo del sexo masculino. Frecuentemente se ven mujeres integrándose a las partidas de dominó y en muchas oportunidades llegan a jugar mejor que cualquier hombre.

Para muchos, fiesta sin dominó no es fiesta y jugar no te impide seguir disfrutando de tus tragos, pues es habitual ver mesas de dominó con portavasos dispuestos en cada una de las esquinas de la mesa para que cada jugador pueda colocar su botella o vaso de la bebida que decidió disfrutar en la reunión.

Lo mejor de este entretenido juego es que cualquiera puede integrarse al match, no importa si eres niño o niña, abuelo o abuela, el dominó no distingue entre sexo o edades. Para jugar al dominó sólo necesitas ganas de vencer a tu rival, astucia, mucha inteligencia y la mejor disposición para disfrutar y pasar un buen rato con todas tus amistades y familiares.

¿Ya te sientes capaz de jugar una buena partida de dominó? Toma tus siete cartas y demuéstrales a todos en la mesa quién es el que manda cuando de jugar dominó se trata. ¡Que en tu reunión nuca falte el dominó!

Artículos relacionados

Como jugar uno

como jugar sudoku

 

Video Como jugar domino

Leave a Reply

Ir a la barra de herramientas